La graduación 2009

11 de agosto de 2009 · 0 comentarios

Gonzalo da los últimos retoques a su discurso.









Los discursos













Los diplomas































La foto porque estábamos guapos

Vicky, secretaria de la Fundación, junto a "Pancho" (ARG) y Nadia (MEX);





Todos con Aires. Ana María (COL), Gabriel (EL SAL), y "el Paisa" Alejandro (COL).


Los "ratones": Alejandro (COL), Gabriel (SAL) y Martín (URU). Luego Gabriel con los brasileños: Valéria, Ricardo y Henrique. Bajando las escaleras: Eliézer y Mariela (VEN), Juliana (ARG) y el uruguayo nuevamente.






Pancho (ARG) con "el Paisa" Alejandro (COL); Gonzalo (CHI) con Nadia (MEX) y Gabriel (SAL) con Henrique (BRA)







Niñas guapas: Andrea (CHI), primero con Norka (PER) y Mariela (VEN), y luego por separado con los argentinos Juliana y Francisco. A la derecha, Paola (GUA).

















Todas las chicas: Juliana (ARG), Ana María (COL), Valéria (BRA), Norka (PER), Paola (GUA), Nadia (MEX), María Haydeé (NIC), Ernestina (MEX), Andrea (CHI), Alejandra (BRA), Mariela (VEN) y Cata (CHI). Aclaramos que todas levantaron la patita y luego la fueron bajando.

Postales de la última sesión

30 de julio de 2009 · 0 comentarios

La última previa y la última sesión. Con recuerdos de la noche anterior.
































El último almuerzo "normal": Martín busca explicar lo inexplicable, ¿qué habrá sido?

































Último intento de la campaña "El colombiano mola"

















El último ingreso a las sesiones y las últimas palabras de Aires.

29 de julio de 2009 · 0 comentarios

Ding-dong, ding-dong (sí, así suena el timbre de mi trabajo).

- Buenos días, ¿Gabriel?
- Sí, sí. Buenos días.
- ¿Qué tal? Soy Cristina. ¿Qué tal el viaje?
- Bien, muy bien...
- Bueno, bienvenido a Capital...

Así me recibieron en la Revista Capital el 17 de febrero, un martes a las 10:04 de la mañana. Cinco meses y medio después, ese día me parece lejano. Hoy es mi último día en el curro y no dejo de sentir nostalgia. No puede ser. Lo peor es que aun no termino el bendito reportaje de los think tanks... jajaja.

Lo que aprendí en estos meses:
- Que mi salario salvadoreño "ni de coña" se equipara a la vida europea
- Que la crisis financiera (publicitaria también, por supuesto) provocó una caída de más del 40% en las ganancias de la revista.
- Que entre más formación uno tenga, más derecho tiene a recibir una mejor paga salarial y, por ende, ser de los primeros en ser despedidos por "recorte de gastos".
- Que no hay que desayunar antes de las 8 am. Para eso están el café y las tostadas que ofrecen en el Vips a las cuales los compañeros y compañeras invitan de vez en cuando. En todo caso, siempre hay un bareto donde se puede consumir más por menos dinero.
- Que los reporteros y reporteras de revistas económicas no salen más de dos o tres veces por semana a hacer una entrevista. Para eso están el teléfono y el mail. Si sales demasiado, corrés el riesgo de que te nombren "nuestro corresponsal en la calle" o el "Guadarrama", como un río que aparece y desaparece.
- Que nunca está de más demostrar las habilidades con la cámara fotográfica: tendrás tu oportunidad de publicar una que otra foto.
- Que hay que hablar, siempre, fuerte y claro. Siempre. No valen medias tintas.
- Que las Mac son muy fáciles de usar. ¿Más que las PC? Tal vez sí.
- Que saber inglés -vaya cosas- te permite hablar con profesionales franceses, alemanes, daneses, ingleses, chinos...
- Que mi español es muy distinto al español (¿?)
- Que los españoles y españolas se escuchan más cuando susurran que cuando hablan fuerte. Ese "seseo" infernal jajaja...
- Que hay que ser disciplinado y levantarse temprano, siempre, a pesar de que en tu apartamento (piso) nunca entre la luz solar.
- Que hay que hacer un uso adecuado del internet y no entretenerse en el Facebook porque si no, no alcanza el tiempo y "te pilla el toro" con el cierre de la nota.
- Que cuando un compañero no puede recibir una llamada porque está hablando con otra persona uno debe decir que "la persona x no puede hablar ahora porque está ' comunicando'".
- Que a pesar de la famosa siesta entre 2 y 4 pm, nadie en este oficio lo hace... no he conocido a nadie que admita dormir en ese lapso.
- Que entre el "tú" y el "usted" hay una diferencia grande, y que a unos sí les gusta el "usted" y otros simplemente se lo merecen. Para los demás, está el "tú". Es mucho más fácil hablar así. Y que el "vosotros" es también muy práctico y claro.
- Que cuando uno celebra un cumple o algo (o una despedida) debe llevar cosas dulces para compartir y colocarlos en el área común para que todos agarren (cojan) un pedazo.
- Que los becarios deben hacerse valer.

Tantas cosas...

- ¿Es este el final, maestro?
- No, pequeño padawán, esto es solo el comienzo. Que la sabiduría te acompañe en tu camino.
- Gracias, maestro.
- Gracias a tí, pequeño. Gracias a tí.

Pura vida, mae

28 de julio de 2009 · 0 comentarios

En estos seis meses en Madrid hemos aprendido mucho. Del periodismo, de la sociedad española, de Europa, de los países latinoamericanos y... del vocabulario tico (costarricense).

Vivir con un compañero tico es inicialmente pensar que en Costa Rica se habla otro idioma que no el español y finalmente concluir que realmente en Costa Rica se habla otro idioma que no el español.

Randall, el balboa tico, me explicó anoche, mientras me cortaba el pelo, su curioso idioma:

El tico no camina... trolea, caitea, va a pata, va en el carro de Fernando*.
El tico no es perezoso... es achantado, esta de bagaces, se la tira rico.
El tico no es avaro... es agarrado, codo, pinche, tacaño
El tico no se aburre... se agüeva, se ostina, es un bostezo,tiene tigra.
El tico no se casa... se ahorca, se suicida, se embarca.
El tico no debe dinero... amarra el perro.
El tico no es despistado... está detrás del palo.
El tico no duerme... rulea, plancha la oreja, está jetón, echa espuma, babea.
El tico no besa... apreta, marca
El tico no vomita... se rancha, llama a Hugo, se arroja
El tico no se avergüenza... se la pela, se pega un bañazo
El tico no especula... batea
El tico no se pelea... arma bochinche, se agarra
El tico no es sociable... es un bombeta.
El tico no trabaja... bretea, chambea
El tico no adula... es brochazo, lava guevos
El tico no enamora... echa el cuento, está ligando
El tico no llora... moquea, es una bomba de mocos, mariquea
El tico no tiene novio (a)... jala, tiene cabra (o), tiene guila
El tico no tiene zapatos ... tiene cachos, caites
Al tico no lo regañan... lo cagan
El tico no orina... mea, le cambia el agua al pajarito
El tico no es un niño... es un carajillo, güila, mocoso,chiquito
El tico no es sinvergüenza... es carebarro, un montado, un cascarudo
El tico no es descuidado... es un tortero, un carne molida, un chapa, mete la pata
El tico no se enoja... se enchicha, se chivea, está de luna, se arranca, se encachimba (palabrilla tomada del extenso ambiente cultural imperante)
El tico no es guapo... cito (a) paolo (a), es un rico (a), un chichí, corrongo (a)
El tico no va a la cárcel.. lo enchorpan, lo engaletan, lo meten al tabo
El tico no tiene casa... tiene chante, choza
El tico no tiene carro... tiene nave, chuzo o al contrario pichirilo, estornaco.
El tico no muere... cuelga las tenis, patea el balde, estira la pata, se palma, se cambia de potrero, cierra el paraguas.
El tico no es tonto... es baboso,como las vacas, menso, babas caidas, juanvainas, sampaguabas, sonajas, sorompo, jetas y más... mucho más.
El tico no está bien... está pura vida, puros dieces, con toda la pata, tuanis
Al tico no le gusta algo... le cuadra, está chiva, está fresa, está tuanis
El tico no es presumido... es pesado, es un culo de tres nalgas, un culazo, es un dolor de guevos, juega'e vivo, rajón, cree que caga cuadrado
El tico no se hace daño ..., queda hecho "m" o leña, se despicha.
El tico no reclama... estrila
El tico no tiene hambre... tiene filo, tiene moncha
El tico no molesta... jode, friega, es majadero, "seas tan necio".
Para el tico no es feo... es furris, es güeiso
El tico no tiene buena suerte... es guavero, lechero, chepero.
El tico no tiene resaca... está de goma, está de luna.
El tico no es homosexual... es playo, guineo, una loca, patea con la izquierda, plátano, se le moja la canoa, es de rosca izquierda, un plumero
La tica no es lesbiana... es marimacha, tortillera
El tico no es bisexual... patea con las dos, es un vagón de tren.
El tico no se confunde... se hace bolas.
El tico no se emborracha... se juma, hasta la cara me duele,está tapis, se guarapetea
El tico no se enamora... está pepiado, es un huele pedos
El tico no come... jarta, jama, moncha
El tico no es un mentiroso... es un jetón, lengua larga
EL tico no está sin dinero... anda limpio, lavado, está piolin
El tico no disimula... se hace el ruso, el maje
El tico no falla... se la pela, mamó
El tico no juega fútbol... mejenguea, juega bola, patea bola
El tico no tiene mala suerte... es un miado, salado
El tico no saca ventaja... se monta
El tico no es estudioso... es nerdo, verde, es pipa, tiene masa gris
El tico no se siente mal... está pal tigre, está agüevado
El tico no va a fiestas... va de pelón, de pachanga, de rumba
El tico no huele mal... está pateón, está alegre
El tico no se esfuerza... la pellejea, la pulsea, se pone las pilas
El tico no tiene diarrea... tiene pringa pie, anda flojo, se le suelta el ruedo
El tico no es entrometido... es sapazo, chepo, vina, metiche
El tico no hace negocios ilícitos... es un choricero,trinquetero
El tico no corre... se pega un morón
El tico no se va... se open, jala, va jalando!, se abre
El tico no dice que "es cierto"... Al chile, fuera de vara
El costarricense no es cualquier vara es... TICO
Así somos en Tiquicia...
Qué rico ser tico para llevarla del cuello
¡¡¡PURA VIDA!!!

* Me voy en el carro de Fernando: un rato a pie y otro caminando.

Detrás de la ventana...

4 de junio de 2009 · 0 comentarios

Cada vez que paso frente a la ventana, no puedo evitar asomarme. No es curiosidad, lo juro. Tampoco es deseo de inmiscuirme en la vida ajena. Es solo el recuerdo. En ese salón cuya ventana da a la calle Zurbano comenzaron nuestros primeros días en Madrid. Ahí fue el cóctel de bienvenida y la primera de siete cenas. Ahí fueron tantos (y tan surtidos) desayunos, en los que la única regla era socializar y hacer que aquellos 19 colegas se convirtieran en amigos.En la recepción pasamos horas de horas conversando, usando Internet o desesperándonos por no encontrar piso. Hasta descubriendo que en el primer mundo también hay amigos de lo ajeno.Ahora, cuando voy al trabajo cada tarde, tengo que asomarme. Mirar el salón, el hall y el ascensor. Y recordar. Son buenos recuerdos, imágenes que en unos meses nos harán sonreír.